Tiempos de negados

Hubo un tiempo negativo

generador de miseria,

donde todos los bandidos

se enriquecían de ella

Por que la misma justicia

temerosa de impotente,

respetaba sus hazañas

tildándoles de valientes.

Estaciones degradadas

donde un tiempo inseguro,

arrastraba sus vergüenzas

luchando por un futuro.

Se morían las personas

por falta de asistencia,

nada era lo que fue

a falta de la conciencia.

Lobos con piel de cordero

encubiertos por el sistema,

lo que más les importaba

era arreglar su hacienda.

Tan solo les preocupaba

ascender en la escalada,

ambicionando ese poder

que a ellos no les faltara.

Hasta cuando seguirían

vestidos de camaleones,

ocupando sus dominios

ignorando sus funciones.

Si activar la economía

no fuera de fácil tarea,

con los sueldos de miseria

veremos quien lo supera.

Hasta los mismos templarios

que custodian tal valía,

lo pueden tener difícil

para cobrar cierto día.

Los cobradores de impuestos

los diezmaron sin templanzas,

sin que ellos se den cuenta

se cargaron la esperanza.

Todo es cuestión de tiempo

que si no se pone remedio,

ni ellos mismos recogerán

de las arcas del gobierno.

Los recaudadores de cargas

son pulgones hormigueros,

que segregan la jalea real

que mantiene a los pueblos.

Hasta cuándo persistirá

esta mala decadencia,

que ha sido de la nobleza

que siembra la prepotencia.

Esgrimiendo la mentira

con bastante caradura,

nos adulteran la cultura

sin hallar una salida.

Y mientras no se den cuenta

que han de ajustar sus fueros,

de poco sirven las disculpas

fabricando pordioseros.

En verdad les preocupa

el futuro de los pueblos,

o tan solo les ocupa

el poder tocar sus cielos

 

 

Anuncios